Nuestros compañeros del CEPA (II): Jesús Benito

Entrevistamos a Jesús, un chico que ya está en la cuarentena, pero no lo aparenta lo más mínimo.

Su país es Vulnerabilandia y como todos sus compatriotas se caracteriza por ser extremadamente cariñoso y risueño, todos tienen el impresionante poder de soportar los sufrimientos tan duros que les tocó arrastrar por nacer en ese país.  Además, añadir  la grandiosa fuerza de voluntad que les acompaña para salir adelante el día a día, sorteando todos los obstáculos que les pone la vida.

Su infancia fue muy feliz, siempre con la figura de su madre que es su gran apoyo. Recuerda que los colegios, eran muy caros en su país, la educación en general, solo se la podían permitir unos pocos privilegiados, por eso no tenía oportunidad de acceder a más estudios. Le hubiera gustado ser médico cardiólogo o abogado, aunque también le encanta la naturaleza y hubiera sido feliz con una granja cuidando de los animales como un buen granjero.

¿Qué diferencias existen, en general, entre tu país y este en la manera de vivir?

Aquí, hay más centros, aunque no los suficientes, pero siguen siendo caros para mi economía. En relación con la gente me llevo mejor, solo con algunos porque ponen más interés y paciencia en ayudarme, no se me dan bien los idiomas y me es muy difícil hacerme entender. Hay mucho papeleo para hacerlo todo solo, y siguen las barreras por todas partes. Hay algo que no he podido conseguir es sacar el carnet de conducir.

¿Recibes algún tipo de ayuda económica?

Recibo una ayuda por minusvalía, que es mínima, gracias a que vivo con mi madre. Necesitaría tener un coche automático o algún tipo de transporte, pero para mí es una ayuda imposible.

¿Qué razón te trajo al centro CALIGRAMA?

Pues una principal es que es gratuito, la necesidad de dar clases para aprender más cosas y sobre todo estar ocupado, porque no trabajo, por eso me gustaría ampliar las clases, me gustan todas las asignaturas, excepto los idiomas que se me dan muy mal.

¿Qué te parece el centro CALIGRAMA?

En general muy necesario para los adultos, debería de haber más centros, el trato con los profesores y compañeros de clase es estupendo.

En definitiva, ¿has encontrado lo que buscabas?

Sí, y me siento muy acogido en el centro. Espero poder seguir muchos años.

Deja una respuesta