Ganadores Día del Teatro

Con motivo del Día del Teatro, hubo varios eventos en el CEPA Caligrama. Puedes leer esta crónica sobre ese día y pasar a ver cómo fue la visita de Laila Ripoll.

Pero hoy, ya cerca del verano, te traemos dos breves lecturas.

Lema ganador

El teatro me permite interpretar vidas diferentes. Nos permite cantar, llorar, reír mientras olvidamos los problemas cotidianos esperando el aplauso.  

María Luisa Aguirresarobe (alumna del taller de cine).

Pieza teatral ganadora «Hoy escribiré mi piececilla»

El seductor y la limpiadora.

Por: Mari Cruz García Vélez y Conchi Piñal Gutiérrez.

(Sala de la biblioteca de Caligrama. El público y los actores ya abandonaron la sala. La dramaturga Laila Ripoll, invitada a la función con motivo del día del teatro, acaba de salir por la puerta. Todo el acto ha sido un tremendo éxito. Solo queda la limpiadora haciendo su trabajo en el más absoluto silencio. De repente, se oye una voz impostada).

DON GIOVANNI MARIONETA.—¡Por fin se fueron todos! ¿Cuándo se enterarán de que las marionetas estamos hechas para movernos y no para estar aquí colgadas en una pared? ¡Menuda tarde me han dado sus señorías! ¡Vive Dios que no entendí nada de lo que aquí aconteció esta tarde!
LIMPIADORA.— Perdón. ¿Quién es? ¿Me habla a mí?
DON GIOVANNI MARIONETA.—Pues yo, señora, la marioneta que está al lado del cuadro de Las Meninas. Don Giovanni para servirle. Tengo tanta hartura de estar aquí callado. Es que no se a qué venía todo ese alboroto de esta tarde. La señora a la que todos elogiaban, y luego esos locos gritando. Teatro dicen que hacían… Y ahora la he visto a usted tan rubia y tan guapa…
LIMPIADORA.—¡Cállese usted, libertino! ¿No ve lo bien que se comportan el resto de sus compañeros? Sin abrir la boca y sin importunar a los demás, como buenas marionetas.
DON GIOVANNI MARIONETA.— Es que no he podido resistirme a tanta belleza.
LIMPIADORA.— A mí no me hacen mella sus galanterías. Soy una mujer del siglo XXI y no me impresionan sus halagos. Debería usted reciclarse. Usted y don Juan se quedaron con su impostura en otro siglo.
DON GIOVANNI MARIONETA.—¡Pardiez! En más de trescientos años, jamás encontré semejante descaro. ¡Ay, mísero de mí! ¡Cómo han cambiado los tiempos…!
LIMPIADORA.— Pues por mí puede seguir ahí colgado de esos hilos otros tres siglos, que todavía me quedan dos pisos por limpiar.

(La limpiadora recoge su carro de limpieza y cierra la biblioteca, mientras va hablando sola).
LIMPIADORA.— No, si lo que no me pase a mí en este centro…

Las ganadoras del concurso leen su obra.

Deja una respuesta